5 lugares sorprendentes de la Costa Blanca que probablemente no conozcas

Cova Tallada by National Geographic
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Aunque la provincia de Alicante es famosa por sus excelentes playas, lo cierto es que esta región del sureste peninsular alberga una gran diversidad de ecosistemas, además de ser una de las provincias más montañosas de España. En este artículo vamos a conocer algunos de esos lugares de la Costa Blanca que no suelen aparecer en las guías y que, sin embargo, bien merecen una visita, sobre todo para las personas que buscan vivir pequeñas aventuras.

Vamos allá!

Foto de portada: © National Geographic

1. La Cova Tallada

Cova Tallada by National Geographic

El litoral del norte de la provincia de Alicante se caracteriza por sus imponentes acantilados y pequeñas calas de aguas cristalinas. Es aquí, entre las poblaciones de Xàbia y Dénia, donde encontramos la asombrosa Cova Tallada. Se trata de una cueva formada por diferentes salas, algunas de ellas de grandes dimensiones, originada por la extracción de piedra tosca hace cientos de años. La Cova Tallada fue una importante cantera (de ahí su nombre, ya que “tallada” significa “cortada”) de donde se extrajo la materia prima para la construcción del Castillo de Dénia, entre otras edificaciones medievales. Aunque se encuentra en el término municipal de Xàbia, la ruta a la Cova Tallada comienza en Dénia, y más concretamente en la zona de Les Rotes. Una cueva que se encuentra dentro de la Reserva Marina del Cap de Sant Antoni, prolongación del Parque Natural del Montgó hacia el mar.

2. El Penyal d’Ifac

El Penyal d'Ifac, Calpe, Costa Blanca

El Peñón de Ifach o Penyal d’Ifac (en valenciano) es una gran roca de 332 metros de altura situada junto a las hermosas playas de la población de Calpe. El Penyal d’Ifac es todo un símbolo de la Costa Blanca, gracias a su imponente presencia que domina el litoral de buena parte de la comarca de la Marina Alta. Quizás ya lo conocías, pero… ¿Sabías que es posible ascender hasta su vertiginosa cumbre realizando una ruta de senderismo? Se trata de una excursión dividida en dos partes: la primera, bastante sencilla, asciende hasta un enigmático túnel excavado en la roca, que permite cruzar a la vertiente opuesta del Peñón. A partir del túnel, la dificultad aumenta, encontrando un terreno muy pedregoso y algo expuesto, que nos conduce finalmente a la cumbre del Penyal d’Ifac. Esta gran roca, por cierto, cuenta con la figura protección de Parque Natural, debido a que en este singular entorno crecen especies de plantas únicas en el mundo, además de ser un importante refugio para las aves.

3. El “Forat” de la Serra de Bèrnia

El Forat de la Serra de Bèrnia, Alicante

Como decíamos al comienzo, la provincia de Alicante es una de las más montañosas de España, con un gran número de sierras que se alzan por encima de los mil metros de altura pese a su cercanía al Mediterráneo. Una de las sierras más sorprendentes de la Costa Blanca es la Serra de Bèrnia (Sierra de Bèrnia), una alargada cresta de roca caliza que separa la Marina Baixa de la Marina Alta. La ruta de senderismo circular alrededor de Bèrnia nos permite visitar lugares tan sorprendentes como el Fort de Bèrnia, una construcción militar asentada a los pies de la cumbre. Pero más sorprendente si cabe es El Forat de Bèrnia, un túnel natural que atraviesa la sierra y que nos permite cruzar de la vertiente norte a la sur (o viceversa), para lo cual tendremos que encogernos al máximo pues su abertura norte resulta bastante estrecha.

4. Les Covetes dels Moros

Covetes dels Moros Bocairent

En este caso, vamos a abandonar (aunque por poco) la provincia de Alicante para visitar la población de Bocairent, situada en el extremo sur de la provincia de Valencia. Bocairent es una población de imponente aspecto, construida en lo alto de un cerro que domina los alrededores y flanqueada por profundos barrancos que han horadado la roca caliza de esta montañosa región, en la frontera del Parc Natural Serra de Mariola. Bocairent, aunque poco conocida, es toda una joya digna de visitar. Podemos destacar su impresionante y enigmático casco antiguo, su plaza de toros excavada en la roca, la Cava de Sant Blai, un pozo de nieve también excavado en la roca, la Ermita del Santo Cristo, a la que se accede a través de un empinado viacrucis, y les Covetes dels Moros, una serie de cámaras excavadas en la roca e interconectadas entre sí, formando un sorprendente complejo que se puede visitar (y merece la pena conocer). Por si fuera poco, cerca de Bocairent, aunque perteneciente al municipio de Ontinyent, encontramos el Pou Clar: una serie de piscinas naturales de gran belleza y gélidas aguas, un lugar imprescindible si visitas esta zona.

5. Los acantilados de la “Serra Gelada”

Acantilados Serra Gelada

La Sierra Helada o Serra Gelada (en valenciano y, preferiblemente) es una formación montañosa situada entre las poblaciones de Benidorm y Alfàs del Pi. Una sierra que, observada desde la vertiente que da al interior, no llama especialmente la atención. Sin embargo, la parte de la Serra Gelada que da al mar es muy diferente: aquí encontramos dunas fósiles de millones de años de edad y unos impresionantes acantilados que se cuentan entre los más altos de Europa. En esta sorprendente formación montañosa encontramos varias rutas de senderismo que nos permiten recorrerla desde diferentes ángulos. La más impresionante de todas es la ruta que atraviesa toda la Serra Gelada por su parte más alta, permitiendo disfrutar de las vistas desde lo alto de los acantilados.