Viaje a Túnez: Droit de Photo

viaje-tunez-droit-photo

Hacía ya mucho que no os hablaba de nuestro viaje a Túnez del verano pasado. El otro día encontré por casualidad uno de los tickets del “Droit de Photo”, y pensé en escribir un post sobre el tema…

Fue una de las curiosidades del viaje. En algunos de los lugares que visitamos era necesario adquirir un ticket a modo de permiso para hacer fotos. El importe era de un Dinar Tunecino (poco más de 50 céntimos de euro), y según nos dijeron estaba dedicado a la conservación de los monumentos.

Fue necesario pagar por el droit de photo en las Ruinas Romanas de Sbeitla, el Coliseo de El Jem, o las Aghlabides de Kairouan. La verdad es que el importe era mínimo y en todos los casos merecía la pena pagarlo. Era sin duda peor era el tema de los lugareños, que en muchos casos te pedían una propina si querías inmortalizarlos. Sobre todo si estaban ataviados con vestimentas y accesorios tradicionales.

¿Y tú, qué experiencias curiosas has tenido relacionadas con las fotografías de tus viajes?

Viaje a Túnez. Día 3: Chebika y Tamerza

viaje-tunez-chebika

No hace todavía 2 meses que regresamos de nuestro Viaje a Túnez, y parece que haya pasado una eternidad… Hoy voy a seguir con el relato del tercer día de nuestro circuito, «Aires de Túnez«.

Después de nuestra aventura matutina en el tren turístico Lezard Rouge, nos dirigimos a nuestro hotel para ese día, el Mouradi Tozeur (la pronunciación sería algo como «muradi tusur»).

Como veis en el mapa, Tozeur está más o menos en la mitad del país (os recuerdo que sólo la parte norte de Túnez es algo más verde y lluviosa). Tozeur se encuentra en los límites del gran lago salado de Chott el Jerid. Si os fijáis en la imagen de satélite, veréis que a pesar de llamarse «lago», no hay rastro de agua por ninguna parte. Hablaremos de esto en futuras entradas…

Carretera Tamerza Viaje Túnez
Carretera a Tamerza, Viaje Túnez

El caso es que después de comer en Tozeur, nuestro grupo de unas 16 personas se repartió en los 4×4 que debían llevarnos a visitar la Gran Cascada de Tamerza y el Oasis de Montaña de Chebika.

Aquí de nuevo creo que hubo un fallo de organización, pues ambos sitios quedaban bastante más cerca de Metlaoui, donde estuvimos por la mañana. El hecho de ir a comer a Tozeur supuso un par de horas extra de carretera…

El trayecto en 4×4 tampoco fue exactamente como nos lo habíamos imaginado, pues fue todo el rato por carretera. Eso sí, carreteras bastante estrechas y algo complicadas en algunos puntos. Desde luego no era buena idea recorrerlas en el minibus.

Además, mientras nos dirigíamos a Tamerza, pudimos contemplar el mítico efecto del espejismo en el desértico horizonte.

Finalmente, llegamos a nuestro destino, la «Gran Cascada» de Tamerza. La cascada se encuentra en una estrecha garganta que forman las montañas de la zona. Lo más curioso de este turístico rincón probablemente sean la infinidad de tiendas de souvenirs que lo pueblan. Recuerdo que los vendedores del lugar fueron bastante desagradables, llegando a insultarnos y llamarnos racistas…

Cascada en Tamerza, Túnez
Cascada en Tamerza, Túnez

Tiendas en Tamerza - Túnez

Tiendas en Tamerza – TúnezDespués de la visita a la cascada de Tamerza, regresamos por la misma carretera para pasar por el oasis de montaña de Chebika. El antiguo pueblo de Chebika, que vemos en la foto inferior, fue abandonado tras la gran riada de 1969 (al igual que sucedió en Tamerza y en otras ciudades de Túnez, como Matmata).

Chebika - Viaje a Túnez
Chebika – Viaje a Túnez

Al igual que sucede con Tamerza, es también una zona bastante masificada de turistas. La visita no obstante merece la pena. Eso sí, intentad que no os pase como a nosotros: recorrer estos lugares, subiendo a lo alto de una colina, no es lo más recomendable para hacer en el mes de agosto y a las cinco de la tarde en Túnez. Algunos, incluida mi chica, lo pasaron bastante mal con el calor y estuvieron a punto de sufrir una lipotimia. De nuevo un fallo de la organización.

Oasis de montaña, Chebika
Oasis de montaña, Chebika

Menos mal que tan sólo unos metros más abajo, estaba el prometido oasis de montaña, donde prácticamente todos aprovechamos para darnos un remojón y refrescarnos…

Hay que comentar también que en esta zona se grabaron algunas imágenes de la película «El Paciente Inglés«. Un paisaje árido y desolador, casi en las puertas del desierto del Sahara. Y digo «casi», porque sería en nuestra siguiente etapa cuando las alcanzaríamos, llegando a la ciudad de Douz, conocida como la puerta del desierto

Viaje a Túnez. Día 3: el Lezard Rouge

viaje-tunez-lezard-rouge-tren-garganta

Tercer día de nuestro viaje a Túnez. El viernes por la mañana bastante temprano desayunábamos en el hotel Gafsa Palace. Durante el breakfast, que era buffet, tengo que reconocer que hicimos acopio de algunas cosillas, «por si las moscas»…

Enseguida nos pusimos en marcha e iniciamos el camino hacia Metlaoui, a unos 40 kilómetros al oeste. Por el camino, íbamos «disfrutando» de las diabluras de nuestro simpático conductor, Hamgi (rebautizado como Javi, jeje).

viaje a Túnez
Nuestro conductor, Hamgi

Una vez en la estación de tren de Metlaoui, cogimos sitio en el Lezard Rouge (Lagarto Rojo). Se trata de un tren turístico que se interna en las Gargantas de Seldja (Gorges de Seldja). El Lezard en realidad aprovecha el recorrido que siguen los trenes de mercancías hasta unas minas de fosfato.

Estación de tren de Metlaoui, Túnez
Estación de tren de Metlaoui, Túnez
Estación de tren de Metlaoui
Estación de tren de Metlaoui

El tren cuenta con vagones de varios tipos. Nosotros nos acomodamos, junto con otras dos parejas, en un «compartimento privado» para ocho personas. Hay también un vagón cafetería y más vagones con asientos convencionales. El Lezard Rouge es de madera, y recuerda a los míticos trenes del Lejano Oeste americano.

Por fin, el tren empieza a moverse. Vamos saliendo de Metlaoui, y acercándonos a las áridas montañas. Entramos en las Gorges de Seldja (gargantas de Seldja), excavadas en la tierra por un pequeño arroyo. El agua baja negra debido a los residuos de las minas de fosfato.

Gorges de Seldja, Túnez
Gorges de Seldja, Túnez

A lo largo del recorrido, el Lezard hace un par de paradas en puntos estratégicos. Hay que aprovechar para bajar a capturar la instantánea perfecta…

viaje-tunez-lezard-rouge-tren-garganta
Lezard Rouge, Túnez

Algunos puntos del recorrido, que incluye varios túneles, son realmente espectaculares. Merece la pena sin duda esta excursión facultativa. Dentro del tren también hace calor, pero se puede soportar.

Llegamos a la siguiente parada, con unas vistas todavía más impresionantes. Las paredes de la garganta ganan en altura y verticalidad.

Gorges de Seldja, Túnez
Gorges de Seldja, Túnez

Abajo, el Lezard Rouge en el interior de la garganta. Me faltó echar una foto a la locomotora…

Tras varios túneles más, llegamos finalmente a las minas de fosfato, en Seldja. Viendo las montañas de mineral, entendemos el porqué del color del agua que baja por la garganta. Por cierto, las minas de fosfato son cancerígenas.

Tras una breve parada, iniciamos el regreso, por el mismo recorrido. El calor va ganando intensidad, y el hambre aprieta…

Entrando de nuevo en la ciudad de Metlaoui, presenciamos un curioso y un tanto triste espectáculo. Niños de diferentes edades corren junto al tren, pidiendo limosna. Algunos van descalzos. Hay que tener presente que estamos ya bastante lejos del norte de Túnez. Aquí la gente es en general mucho más pobre, y vive de una forma más sencilla.

Próximo Capítulo: visita al oasis de montaña de Chebika.

Viaje a Túnez. Día 2: Kairouan y Sbeitla

gran-mezquita-kairouan-tunez-viaje

Jueves, seis de la mañana. Segundo día del viaje a Túnez, y comienzo del circuito «Aires de Túnez«. El minibús viene a recogernos a la puerta del hotel Mouradi África, en Túnez capital. Primera sorpresa del día: no tiene maletero!

Nos dicen que tenemos que subir las maletas al conductor, que espera pacientemente subido a la techo del vehículo. No nos hace ninguna gracia el hecho de que nuestras maletas se vayan a pasar el día al sol y comiendo polvo, pero evidentemente no tenemos más remedio que aceptar…

Superada esta primera sorpresa, partimos hacia la primera visita del día: la ciudad de Kairouan, conocida como la capital del Islam en África. Esta ciudad fue la primera base árabe del norte de África. El trayecto, casi todo el rato por autopista, no se hace muy largo a pesar de que son bastantes kilómetros.

El primer punto a visitar son los Aljibes o estanques de los Aghlabides (una dinastía de emires musulmanes).

Un corto trayecto en minibús y llegamos a la Mezquita del Barbero o de Sidi Sahab, un lugar de gran importancia para la religión musulmana. Es por esto que las chicas deben taparse (brazos, hombros, escote…) con unos pañuelos que les prestan a la entrada. Según entendí de nuestra guía, entre otros ritos, en este lugar se practicaban circuncisiones a los niños pequeños.

Mezquita del Barbero o de Sidi Sahab
Mezquita del Barbero o de Sidi Sahab
Mezquita del Barbero o de Sidi Sahab
Mezquita del Barbero o de Sidi Sahab

A la salida de la Mezquita, algunas de las chicas no pueden evitar la tentación de hacerse un tatuaje de gena por el módico precio de 2 dinares tunecinos (2 DT). Lo cual, teniendo en cuenta que 1 euro equivale a 1.8 dinares, no está nada mal…

Tatuaje de gena en Túnez

Continuamos nuestro recorrido en Kairouan para visitar la Gran Mezquita. Esta mezquita es una de las razones de que la Unesco declarara a la ciudad de Kairouan como Patrimonio de la Humanidad en 1988. Antes de entrar, las chicas deben volver a cubrirse.

gran-mezquita-kairouan-tunez-viaje
Gran Mezquita de Kairouan

La Gran Mezquita de Kairouan impresiona por las dimensiones de su minarete o su patio interior. La guía aprovechó para comentarnos sobre un paquete de 4 excursiones opcionales para días siguientes, que salía por 90 dinares (50 euros): una excursión en tren a unas minas de fosfato, un paseo en calesa por un oasis, una cena folklórica y un paseo en dromedario por las dunas del sáhara. La mayoría del grupo se quedó con el paquete completo.

Antes de abandonar Kairouan, nos conducen a  taller de alfombras artesanales, donde nos explican los secretos de su fabricación. No hubo suerte y nadie de nuestro grupo (8 españoles y 8 portugueses perfectamente avenidos). Algunas de las alfombras tenían varios meses de trabajo, y la verdad es que su precio no estaba al alcance de todos los turistas… Hay que reconocer que eran auténticas maravillas de la artesanía.

Por los alrededores, vemos las primeras muestras de souvenirs para turistas, como las Rosas del Desierto, unos curiosos minerales de color tierra.

Rosas del Desierto, Túnez
Rosas del Desierto, Túnez

Después de la visita a Kairouan, nos esperaba un largo trayecto hacia Sbeitla, siguiente etapa del día, para visitar las ruinas romanas y bizantinas. El trayecto hacia Sbeitla se me hizo eterno, porque además ya no íbamos por autopista. Poco a poco íbamos dejando el norte de Túnez, que es la parte fértil y más desarrollada del país, y entrando en el árido sur. Cuando finalmente llegamos a Sbeitla (a 117 km de kairouan), estamos todos un poco muertos de hambre, así que vamos directamente al restaurante a comer…

Cerveza Tunecina

El restaurante, cuyo nombre desgraciadamente no recuerdo, excelente. La verdad es que sorprendía bastante encontrar un sitio así teniendo en cuenta las características de la zona…

Ruinas romanas de Sbeitla

Después de comer, a eso de las 15.30 de la tarde, cometimos el que fue el mayor error del día: visitar las ruinas romanas de Sbeitla, con un calor seco que sin duda superaba los 40 grados a la sombra… Esto sin duda fue un fallo de organización del circuito, ya que no pudimos disfrutar de la belleza de las ruinas, que realmente merecían la pena…

Abajo, la puerta de Antonio, que da entrada al foro de la antigua ciudad (según deduzco de la wikipedia, ya que con el calor sólo podíamos elegir entre hacer fotos o escuchar las explicaciones)

Ruinas de Sbeitla, Túnez
Ruinas de Sbeitla, Túnez

Ruinas de Sbeitla, Túnez Ruinas de Sbeitla, Túnez Ruinas de Sbeitla, Túnez Ruinas de Sbeitla, Túnez Ruinas de Sbeitla, Túnez

Como digo, una pena tener que visitar las ruinas en aquellas condiciones, no pudimos recorrerlas tranquilamente.

Después de dejar Sbeitla nos dirigimos a Gafsa, a unos 100 km al sur. Nos dirigimos al hotel Gafsa Palace, última parada del día. Este trayecto también se me hizo un poco eterno (las carreteras están bastante mal). Llegamos al hotel bastante pronto, así que nos dio tiempo a darnos un baño en la piscina (que por cierto parecían las piscinas municipales). Eso antes de que llegara una tormenta de arena y tuviéramos que refugiarnos en el interior…

La verdad es que el hotel está en medio de la nada, unos kilómetros antes de llegar a Gafsa ciudad, pero las instalaciones estaban muy bien. La cena, aunque no era buffet, estuvo bien: una sopa de cuscus, una ensalada y un trozo de pollo cocinado con patatas. Y después incluso nos abrieron la discoteca para nosotros solos!

No te pierdas la siguiente entrega: Minas de fosfato y oasis de Chebika y Tamerza.

Viaje a Túnez: de vuelta en España

Esta tarde, a eso de las cuatro de la tarde hora española, tocábamos tierra en el aeropuerto del Altet, Alicante, provenientes de nuestro viaje de 8 días en tierras tunecinas.

Lo hemos pasado muy bien estos días, hemos disfrutado, pasado mucho calor, hemos hecho buenos amigos… Sin duda, una gran experiencia.

Sin embargo, hoy es también un día triste: quiero enviar mis más sentidas condolencias a los familiares y amigos de las víctimas del trágico accidente de avión ocurrido hoy en el aeropuerto de Barajas 🙁

En fin, que da mucha pena que se acaben las vacaciones, pero damos gracias de estar de vuelta sanos y salvos en nuestra querida España. En los próximos días os iré contando más en detalle como ha sido este viaje a Túnez. Hasta entonces…

Matmata y lo que la vuelve atractiva (Túnez)

matmata-tunez-viaje

Llegar un «pelín» tarde a mi cita con LinkAlicante donde con gusto me permite Fer redactar una entrada, me permite enterarme de sus planes vacacionales a Tunez. Leyendo con atención me encuentro con «De entrada, uno de los sitios que más interés me despiertan es Matmata… sabéis por qué?», además, en los cometarios el mismo Fer se sorprendía que aún no le mencionaran nada al respecto de ese punto dentro del circuito turístico.

Y bueno, ya despertado en dudas y con la benevolencia de San Google de mi lado, me entero que dicho pueblo (Matmata) enclavado en el sudeste de la geofrafía tunezina cobró popularidad turística tras servir hace unos años como locación para algunas escenas de la saga de ciencia ficción La Guerra de las Galaxias, recreando el planeta de Tatooine.

La recomendación que hacen desde Diario del viajero del lugar no pinta muy halagadora, pues además de la poca población del lugar, vienen sobreviviendo de turistas que convierten el sitio un paso de rigor en su itinerario. Ya Fer a su regreso ampliará la información, pero, si de consentir el lado friki que todos llevamos dentro no dudo que pasar por ahí sea una experiencia bien valorada. Looklex posee una buena colección de imágenes de las locaciones utilizadas por la gente de George Lucas y ahora convertidas en paso obligado de los recorridos turísticos.

Investigando un poco más también me entero que el pueblo cobró también protagonismo durante la Segunda Guerra Mundial al desarrollarse áhí algunas de las operaciones de los aliados para expulsar a las fuerzas del Eje de Túnez. En Youtube también se puede encontrar un corto pero sustansioso video sobre lo que se puede encontrar en Matmata, cortesía de muchoviaje.com:

Gracias a Fer por el espacio que me dio para compartir lo anterior con sus lectores y de antemano le deseo que la pase de lo mejor en esas vacaciones que ya no tardan en llegar.

Este post es parte de la Iniciativa Invasora y el autor es Víctor Esparza de blogenserio.com

Y Fer dice:

Victor, muchas gracias por tu «post invasor». No tienes que disculparte por el retraso, me hago idea de la montaña de trabajo que supuso ti y tus dos compañeros invasores, Alex y Neri.

Además, como le sucedió por ejemplo a Juanip, tengo que decirte Victor que has dado en el clavo, pues tenía pensado escribir una entrada sobre Matmata en breve. Gracias otra vez, y a seguir desarrollando iniciativas tan interesantes como ésta.

Y a mis lectores, espero que os haya gustado 🙂

Nos vamos de viaje a Túnez!

viaje-tunez-pueblo-azul-costa

Así es, después de darle bastantes vueltas y mirar muchos folletos de agencias de viajes, finalmente nos hemos decidido. A mediados de agosto nos vamos de vacaciones a Túnez. 8 días y 7 noches, la mitad de ellas en circuito y la otra mitad de estancia en zona de playa.

Sidi Boussaid

Foto del flickr de imen

La idea de viajar a Túnez es de mi novia, que lleva proponiéndomelo desde hace tiempo. A mi al principio no me gustaba demasiado, pero al final estoy bastante entusiasmado con el viaje. Creo que nos va a gustar, aunque eso sí, seguro que pasamos mucho calor…

Os pongo a continuación el itinerario que vamos a seguir:

  • Día 1. España – Túnez / Monastir – Hotel del Circuito
  • Día 2. Kairouan – Sbeitla – Gafsa
  • Día 3. Gafsa – Tamerza – Chebika – Tozeur
  • Día 4. Tozeur – Chott el Jerid – Douz
  • Día 5. Douz – Matmata – El Jem – Zona de Playa
  • Días 6 y 7. Zona de Playa en Port el Kantaoui
  • Día 8. Regreso a España

Supongo que en posts siguientes entraré en un poco más de detalle en el itinerario del circuito… De entrada, uno de los sitios que más interés me despiertan es Matmata… sabéis por qué? Por cierto, agradecería comentarios de alguien que haya estado en Túnez…