Los 5 mejores lugares para practicar snowboard en Pirineos

Mejores lugares para snowboard en Pirineos

En España tenemos un gran número de estaciones dónde se pueden practicar deportes de invierno. Gracias a los Pirineos contamos con cientos de kilómetros esquiables para practicar esquí, snowboard, raquetas de nieve o disfrutar en la nieve con la familia.

No obstante, cada estación y zona de esquí tiene ciertas peculiares que la hace óptima para una actividad. El snowboard es un deporte que ha adquirido mucha popularidad en los últimos 20 años. Aunque sus requisitos son prácticamente iguales al del esquí; si quieres aprender a practicar snowboard en pistas anchas o buscas la adrenalina de un snowpark siempre es mejor ver qué ofrece cada zona para un rider de tu nivel y con tus objetivos en cuanto a modalidad.

Con el equipo pasa lo mismo: toda equipación para la nieve nos puede servir, pero siempre es mejor escoger material específico para cada modalidad. Incluso podemos diferenciar entre máscaras de snowboard y gafas para esquí.

 

– Nuestra selección de pistas para el snowboard en Pirineos –

 

1. La Molina, “pionera del snowboard”

La molina es una estación situada en la comarca de la Baja Cerdaña, provincia de Girona. Una de las estaciones más cercanas a Barcelona y una de las preferidas por muchos para hacer escapadas a la nieve. La Pista Llarga (pista larga en catalán) es el lugar perfecto para aprender a hacer snowboard. Una pista ancha, con poco desnivel y accesos desde pie de pistas. La estación cuenta con una de las primeras escuelas de snowboard del país y un snowboard habilitado par la práctica del freestyle de todos los niveles. Además, cada invierno se realizan varias competiciones internacionales de snowboard por lo que es una estación con mucha afición por este deporte.

 

2+3. Formigal y Candanchú, dos opciones para el freestyle en el Pirineo aragonés

La estación de Formigal cuenta con muy buenas zonas de freestyle. Una estación que ha ido ganando cada vez más popularidad entre la comunidad snowboarder. El Terrain Park Formigal dispone de zonas para snow por niveles, por lo que es ideal para cualquier rider y, además, crea una atmosfera muy buena dónde todo el mundo disfruta y aprende a planchar trucos.

La estación de Candanchú es más pequeña. Cuenta con un snowpark modesto, pero prefecto para iniciarse en la que encontramos un salto medio, un salto pequeño, cuatro módulos con tablas y barandillas y un tubo.

 

candanchu-snowboard-huesca-pirineos
Estación de Candanchú.

 

4. Grandvalira, en el país de los pirineos

En Andorra nos encontramos la estación más grande de los Pirineos. En la estación de Grandvalira hay tres snowparks que te ofrecen, durante todo el día, módulos para todos los niveles: Snowpark el Tarter, Snowpark Xavi y Sunset Park Peretol, (un snowpark nocturno con el que seguir haciendo snowboard durante toda la tarde).

Snowpark Xavi

Situado en la parte de Grau Roig, combina módulos de nieve de todo tipo (kickers, table tops, jibbing con barandillas y cajones). Una zona perfecta para inciarse en el freestyle.

Snowpark El Tarter

Uno de los parques más grandes (1300 metros) dónde encontramos todo tipo de módulos: railes, cajones y un sinfín de saltos para todos los niveles. Cuenta 3 zonas diferenciadas según el nivel de dificultad e incluso una escuela freestyle dentro del parque.

Sunset Park Peretol

Este park nocturno, (el único en el Pirineo) es ideal para los que quieren seguir con el snowboard pasadas las cinco de la tarde. Un lugar de encuentro de riders de todos los niveles para seguir disfrutando de la nieve. Es más pequeño, pero cuenta con kikers y mucho jibing, y algunos saltos pensados para snowboarders de nivel medio-alto.

 

5. Port del Comte

Por último, como comodín, os proponemos una estación pequeña pero muy pintoresca. No podría considerarse una estación para snowboarders, pero si es perfecta para iniciarse en cualquier disciplina. Si quieres empezar con el snowboard estas pistas te servirán para hacerlo tranquilo y en un ambiente de montaña muy agradable. La estación está rodeada por montañas y tiene pequeños bosques dentro del valle; un espacio muy agradable para pasar el día con la familia y haciendo los primeros pinitos con la tabla.