Resumen del Viaje a Nueva Zelanda (i)

Mi viaje en Nueva Zelanda se prolongó durante 77 días. Dos meses y medio, del 11 de Abril al 26 de Junio de 2017.  Una vez allí, comencé mi roadtrip por Nueva Zelanda el 23 de Abril, recorriendo durante el mismo unos 7.500 kilómetros, principalmente por la Isla Sur, aunque también por la Isla Norte, a la que crucé mediante ferry el 4 de Junio, desde Picton hasta Wellington.

Fue mucho tiempo, muchos sitios visitados, muchas vivencias, mucho que contar… incluso para un resumen. Por ello he pensado dividir el viaje en etapas, de varios días cada una de ellas. Esto es lo que me ha salido:

Etapa 1: Christchurch – Queenstown

Empecé mi viaje en la Isla Sur de Nueva Zelanda, atraído por sus poderosas montañas, los Alpes del Sur. Volé a la ciudad más importante de esta isla, Christchurch, de algo menos de 400.000 habitantes. En Christchurch pasé 10 días que empleé, entre otras cosas, en comprar un coche de 2ª mano (un Honda Odissey), que utilizaría durante mi roadtrip.

Leer másResumen del Viaje a Nueva Zelanda (i)

El círculo se cierra. El fin del viaje

Esta mañana (23 de Junio de 21017) he volado de vuelta a Christchurch, la ciudad donde pisé suelo neozelandés por primera vez, hace ahora hace algo más de dos meses.

El círculo se cierra, el viaje llega a su fin.

En estos momentos no puedo evitar tener la sensación de que todo ha pasado muy deprisa, apenas un suspiro. Como si hubiera sido un sueño del que ahora comienzo a despertar. En verdad, así ha sido: un sueño hecho realidad.

Leer másEl círculo se cierra. El fin del viaje

Nueva Zelanda: primeras impresiones

Hola a todxs!

Estoy llegando al final del segundo día en  Nueva Zelanda, y he conseguido vencer a la pereza y ponerme a escribir esta entrada… Os cuento resumidamente el viaje y las primeras impresiones en “kiwiland” 🙂

Sobrevivir al vuelo a Nueva Zelanda

Fueron en total unas 38 horas de viaje las que tuve que atravesar para llegar hasta aquí.

Primero la odisea de trenes hasta llegar a la T2 de Barajas, que contando el tiempo de espera en la propia terminal y demás interrupciones, sumaron unas 10 horas. Ahora sé que fue un error no volar de Alicante a Madrid para acortar el viaje, aunque también es verdad que me ahorré cerca de 300 euros porque al ser Semana Santa los precios de los vuelos eran disparatados.

Una vez en Barajas, empezaba la segunda odisea: la de los vuelos. Volaba con la compañía SWISS. El primer vuelo hasta Zúrich fantástico: un avión prácticamente nuevo en el cual me senté en ventanilla y donde nos ofrecieron un pequeño tentempié en forma de mini-bocadillo. Llegados a Zúrich me tocó correr: había muy poco tiempo de escala para realizar el transbordo, y tuve que atravesar un control de pasaporte y luego caminar bastante hasta llegar a la puerta asignada para coger el vuelo hacia Singapur. Al final me sobraron algunos minutos pero el momento de estrés lo pasé.

Leer másNueva Zelanda: primeras impresiones