Trekkings imprescindibles en Nueva Zelanda

5 Trekkings de un día Imprescindibles en Nueva Zelanda

5
(3)
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Nueva Zelanda es un país donde la naturaleza se muestra en todo su esplendor: grandes montañas, entre las que destacan los Alpes del Sur y los volcanes de la Isla Norte, enormes lagos de origen glaciar, playas kilómetricas sin ninguna edificación, exhuberantes bosques tropicales… Todos estos espacios naturales se muestran con frecuencia de forma virgen e inalterada, haciendo que sean todavía más impresionantes y llamativos. Como vemos, Nuevsa Zelanda es escenario fantástico para la práctica de caminatas y trekkings.

Índice de Contenidos

Recordemos: los trekkings (a diferencia del senderismo) son caminatas de varios días de duración, en cierta condición de autosuficiencia y a menudo en zonas remotas o de alta montaña. Esto hace que el equipamiento para un trekking sea algo que tenemos que tomarnos en serio, así como estar en buena forma física para poder soportar el peso de la abultada mochila durante varias jornadas.

Nueva Zelanda dispone de los llamados Great Walks, 10 trekkings de varios días que se desarrollan en diferentes zonas de ambas islas, a cual más impresionante. El más conocido de ellos es el Milford Track, que llega a tener hasta 1 año de lista de espera para sus reservas.

En esta entrada, sin embargo, me voy a centrar en caminatas de 1 día, los llamados day hikes. Se trata de rutas asequibles prácticamente para cualquier persona con un mínimo de forma física y cierto hábito de realizar senderismo y caminar en la montaña. Eso sí, hay que tener en cuenta que algunos de estos “tracks” (senderos o rutas) tienen lugar en terreno de alta montaña, por lo que la climatología puede variar rápidamente y vernos sorprendidos por una tormenta o nevada.

Bueno, y ahora sí, vamos allá con los…

5 Trekkings de un día Imprescindibles en Nueva Zelanda

1. Hooker Valley Track

Hooker Valley Track - Nueva Zelanda
Uno de los puentes colgantes del Hooker Valley Track, con el Mount Sefton al fondo

Este fue el primero de los trekkings de un día que pude disfrutar durante mi viaje en Nueva Zelanda. Nos situamos en plena cordillera de los Alpes del Sur, y más concretamente a los pies del Mount Cook (Aoraki en lengua Maorí), la montaña más alta del país con sus 3.724 metros de altura.

El entorno del Aoraki Mount Cook se encuentra protegido por el Parque Nacional del mismo nombre, uno de los 13 parques de Nueva Zelanda repartidos entre las dos islas. Como curiosidad, hay que comentar que esta montaña fue uno de los lugares de entrenamiento de Sir Edmund Hillary, neozelandés que años más tarde conquistaría la cima del Monte Everest junto al sherpa Tenzing Norgay.

Pero bueno, vayamos a los detalles del Hooker Valley Track. Se trata de un recorrido de unos 10 kilómetros de longitud total que se realizan de forma lineal, regresando por el mismo camino (5km ida y 5km vuelta). Puede completarse en unas 3 hora (depende mucho del ritmo de cada persona), y podríamos calificarlo de dificultad fácil o muy fácil, ya que el desnivel a superar es de apenas 150 metros.

Hooker Valley Track - Nueva Zelanda
A orillas del Hooker Lake, con vistas al Aoraki Mount Cook

El Hooker Valley Track se desarrolla en un pasisaje alpino, de alta montaña, rodeado de blancas cumbres cubiertas por imponentes glaciares y seracs. Además, para llegar a orillas del Hooker Lake (el lago más alto), hemos de atravesar 3 puentes colgantes, los cuales sortean los arroyos glaciares que bajan del Hooker Lake y del Mueller Lake. Este track nos permitirá para gozar de las vistas de algunas de las grandes montañas de los Alpes del sur mientras saboreamos pausadamente esos 10 kilómetros de recorrido, parando a cada recodo del camino.

Hooker Valley Track - Nueva Zelanda
Una de las pasarelas de madera que encontramos en el Hooker Valley Track

Hay que tener en cuenta que este es un track con una importante afluencia de gente, quizás este sea el único aspecto negativo del mismo. Al comienzo del mismo encontramos un generoso parking que, a pesar de su tamaño, estará bastante lleno a no ser que madruguemos un poco o esperemos a última hora del día.

En definitiva, un trekking sin duda imprescindible en Nueva Zelanda. A mí me gustó tanto que lo hice 2 veces: una al principio de mi viaje (en Abril) y otra hacia el fina de mi estancia en la Isla Sur (en Mayo). La foto con el agua del Hooker Lake casi congelada corresponde a mi segunda visita, encontrando una diferencia notable de temperatura y también menos afluencia de gente.

2. Roys Peak Track

Roys Peak Track, Wanaka - Nueva Zelanda
Roys Peak Track, Wanaka - Nueva Zelanda

Desde el Parque Nacional Aoraki Mount Cook nos desplazamos hacia el sureste, concretamente a la bonita población de Wanaka, a orillas del gigantesco lago del mismo nombre (el cuarto más grande de Nueva Zelanda, con 42 km de largo). Aquí encontramos un track muy popular en la zona, pricipalmente debido a las fantásticas vistas que encontramos desde su parte más alta: el Roys Peak Track.

Se trata de un recorrido de 16 kilómetros de ida y vuelta, técnicamente sencillo pero que nos obliga a superar un desnivel de algo más de 1.200 metros, por lo que podemos calificarlo de difícil o exigente en su aspecto físico. Una vez arriba, sin duda podemos decir que el esfuerzo ha merecido la pena: ante nosotros se muestra el Lake Wanaka en todo su esplendor, rodeado de montañas y con el telón de fondo del Mount Aspiring National Park (foto interior), que será el escenario de otro track que comentaré al final de este listado.

Roys Peak Track Mount Aspiring Wanaka
Vistas hacia Mount Aspiring National Park desde el Roys Peak Track

Para realizar el Roys Peak Track, hemos de tomar la carretera que se dirige desde Wanaka hacia el Mount Aspiring National Park y, a unos 6 km de la población, encontramos un parking junto a la misma carretera, donde comienza la ruta, que está señalizada y no tiene pérdida.

Yo tomé la decisión de madrugar mucho y comenzar la ruta en mitad de la noche, para así poder estar arriba antes de amanecer, cosa que mereció mucho la pena, tanto por las vistas como por el hecho de poder disfrutarla prácticamente en soledad. En el camino de bajada me encontré una “romería” interminable de gente que subía hacia la cumbre.

3. McLean Falls

McLean Falls, The Catllins, Nueva Zelanda
Autorretrato en las McLean Falls

Cambiamos totalmente de ambiente. Para llegar a la siguiente ruta imprescindible en Nueva Zelanda, nos adentramos en The Catlins, en el extremo sur de la Isla Sur. Precisamente debido a su extrema latitud sur, en esta zona encontramos impresionantes bosques tropicales, sin duda otro de los grandes atractivos de Nueva Zelanda. 

Es en este exuberante escenario donde encontramos la sencilla caminata que, en apenas 20 minutos (solo ida), nos conduce hasta las impresionantes McLean Falls.

En mi caso, esto fue algo totalmente improvisado. Recuerdo que iba conduciendo tranquilamente en dirección a Invercargill cuando me topé con la información y el parking al inicio del McLean Falls Walk. Decidí parar y echar un vistazo, al ver que era una ruta muy corta y sencilla.

McLean Falls, The Catllins, Nueva Zelanda
McLean Falls, The Catllins, Nueva Zelanda

A diferencia de otras ocasiones en mi viaje, me dejé sorprender. Sin juicios ni expectativas, me fui adentrando en el frondoso bosque siguiendo este sencillo sendero, maravillándome cada vez más con la magia del bosque que se iba desplegando ante mí. El colofón fue la llegada a la cascada, donde pasé largos minutos disfrutando del rumor del agua y haciendo varias fotos. Tanto me gustó el sitio que decidí elegir una de las imágenes como portada de mi libro de fotos de Nueva Zelanda.

Cabe decir que la zona de The Catlins es bastante menos turística que las de Wanaka o Aoraki Mount Cook. Quizás por eso me gustó tanto y pude disfrutar especialmente de esta sencilla caminata.

4. Lake Marian Track

Lake Marian Track, Nueva Zelanda
Vistas del Lake Marian, Fiordland National Park, Nueva Zelanda

Volvemos a cambiar de escenario para desplazarnos al Fiordland National Park, una de las áreas más impresionantes que pude descubrir durante mi roadtrip en Nueva Zelanda. Esta es una región de grandes contrastes, donde colosales montañas se alzan de forma abrupta para luego caer en picado hasta el nivel del mar, dando lugar a impresionantes fiordos de decenas de kilómetros de longitud. Entre todos ellos, destaca el conocido Milford Sound (Piopiotahi en maorí), que fue descrito por el escritor británico Rudyard Kipling como “la octava maravilla del mundo”.

El Trekking más conocido en esta región es el ya mencionado Milford Track, un recorrido de 53 kilómetros que suele completarse en 4 días. Pero, como no podía ser de otra forma, en esta región de Fiordland encontramos innumerables tracks, algunos de los cuales pueden realizarse en unas pocas horas o una jornada.

Lake Marian Track, Fiordland National Park
Autorretrato en Lake Marian Track, Fiordland National Park

Es el caso del Lake Marian Track, un recorrido que nos hará sufrir y disfrutar a partes iguales. Sufrir por el propio sendero, que nos obligará a “arrastrarnos” entre la exuberante vegetación, ascendiendo durante algo más de 3 kilómetros (solo ida) y cerca de 400 metros de desnivel positivo. Disfrutar porque, una vez arriba, el bosque desaparece y se abren unas tremendas vistas hacia el lago, rodeado por soberbios picos de las Darran Mountains, como son el Mt. Christina (2474 m.) o el Mt. Crosscut (2263 m.).

Mi experiencia en este track también fue de cierto sufrimiento… Mientras me preparaba para salir en el parking, empezaban a caer copos de nieve y el tiempo se cerraba por momentos. Aún así decidí arriesgarme y empezar el sendero. Me perdí. Me reencontré. Y al final el tiempo me respetó (aunque no dejó de nevar tenuemente todo el tiempo), y puedo decir que este fue uno de los senderos que más me gustó de Nueva Zelanda.

5. Tongariro Alpine Crossing

Tongariro Alpine Crossing, Nueva Zelanda
Tongariro Alpine Crossing, Nueva Zelanda

Para el último de nuestros trekkings imprescindibles en Nueva Zelanda, nos desplazamos a la Isla Norte, y más concretamente al Tongariro National Park. Estamos en una región presidida por tres de los más grandes volcanes del país: el Mt. Ruapehu, el propio Mt. Tongariro y el Mount Ngauruhoe. Este último fue el escenario escogido para representar al Mount Doom (Monte del Destino) en la trilogía de “El Señor de los Anillos”. Sí, amigos, nos encontramos en pleno Mordor, así que esto nos puede dar una idea de los asombrosos paisajes que vamos a encontrar en esta ruta…

El Tongariro Alpine Crossing es un recorrido de solo ida y 20 kilómetros de longitud, con un desnivel positivo de 850 metros y un desnivel negativo de 1250 metros. Es una ruta sencilla desde el punto de vista técnico, pero exigente físicamente, por lo que lo normal es emplear una jornada completa para realizarlo.

Además, como su propio nombre indica, vamos a atravesar una zona “alpina” a gran altitud, donde las condiciones climáticas pueden cambiar rápidamente y ponerse muy feas en poco tiempo. Esto es algo que no se cansan de avisarnos en Nueva Zelanda, ya que la popularidad de este trekking lo hace propenso a visitantes inexpertos que pueden llegar a poner en riesgo su vida. Lo habitual es realizar esta ruta durante los meses de verano, precisamente para evitar la climatología adversa.

Mount Ngauruhoe Nueva Zelanda
Mount Ngauruhoe, el "Monte del Destino", Nueva Zelanda

En el Tongariro Alpine Crossing entra en juego otro factor: la logística. Al ser un recorrido de solo ida, lo habitual es utilizar alguno de los servicios de transporte-lanzadera que comunican los dos extremos de la ruta. En mi caso, debido a la época donde realicé el trekking, así como a la climatología adversa, me vi obligado a improvisar y acabé realizando la mitad del recorrido, hasta el Blue Lake, para regresar sobre mis pasos hasta el punto de inicio. Así pude disfrutar de lo más interesante del recorrido.

Bonus Tracks

De forma muy breve, me gustaría hablarte de otros trekkings de un día igualmente recomendables (algunos  de ellos pude hacerlos y otros no).

▶️ Pouakai Crossing. En el entorno del Mount Taranaki (impresionante volcán que me cautivó por completo), este track de dificultad alta nos permite disfrutar de unas magníficas vistas. Me quedé con muchas ganas de poder hacerlo.

▶️ Rob Roy Track. Fantástica caminata que nos aceracerca a los pies del Rob Roy Glacier.

 

Gracias por puntuar este artículo

Puntuación: 5 / 5. Votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¿Viajas con nosotros?

Suscríbete por email a Viaje a lo Desconocido y únete a la comunidad de personas que viajan "off the beaten track".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.