Ascensión a Monte Perdido (3.355 m) desde Góriz

El segundo día de mi travesía en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido llegaba uno de los platos fuertes de la aventura: la ascensión a Monte Perdido (3.355 m) desde el Refugio de Góriz.

Foto inferior: las Tres Sorores desde la Senda de los Cazadores. De izquierda a derecha: Cilindro de Marboré, Monte Perdido y Pico Añisclo.

Las Tres Sorores

Fecha de la ascensión: 20 de Junio de 2012

Después de una noche algo ajetreada en el refugio de Góriz, me levanto a eso de las 6.30 para desayunar de los primeros. El día anterior he quedado con Félix, un señor de Navarra, para acometer juntos la subida a Monte Perdido. Para ambos, va a ser nuestra primera ascensión con crampones y piolet. Esto, unido a las negras leyendas sobre la Escupidera, hace que afrontemos este desafío con cierto canguelo.

Refugio de Góriz

A los 7.30 nos ponemos en marcha. El Sol hace poco que ha salido, al otro lado del Perdido, y de momento estamos a la sombra (razón por la cual apenas hice fotos durante esta parte de la subida). En todo momento el camino está marcado con hitos de piedras.

Nos lo tomamos con mucha calma, parando a cada momento a disfrutar de las vistas y hacer alguna foto. Algunos de los montañeros que han empezado la ascensión después de nosotros nos van adelantando. Más adelante, ya cerca del Lago Helado, nos topamos con un par de neveros. La nieve está dura y muy resbaladiza, así que optamos por ponernos los crampones, y de paso ir practicando.

Finalmente llegamos al Lago Helado, donde el Perdido se muestra ya en todo su esplendor. Una gran emoción me invade, desde aquí hasta la cumbre es todo nieve! Qué subidón!!

Monte Perdido

Félix, mi compañero de ascensión, poco antes de parar a ponernos los crampones.

Monte Perdido

En este punto alcanzamos a otros dos montañeros que nos habían adelantado un poco antes. Los cuatro continuamos hacia arriba juntos.

Monte Perdido

Un servidor dejando constancia…

Monte Perdido

Volviendo la vista atrás, aparece el Cilindro de Marboré (3.328 m). A sus pies, el Lago Helado.

Monte Perdido

Un breve descanso antes de continuar con la pronunciada pendiente. Si no me equivoco, estamos en La Escupidera. La nieve está bastante dura y los crampones nos dan mucha seguridad. Paso a paso continuamos hacia arriba, estoy disfrutando como un enano!!

Monte Perdido

Un poco más arriba nos cruzamos con un grupo que baja de la cumbre. Félix decide darse la vuelta y bajar con ellos. Me supo muy mal, pues habíamos hecho toda la subida juntos y estábamos ya muy cerca de la cumbre. Yo decido continuar. Aprieto un poco el paso y alcanzo a los dos montañeros que llevaba por delante. Hemos pasado la Escupidera y estamos en el embudo final, muy cerca del descansillo ante-cima.

Una imagen impresionante con el Sol justo encima…

La Escupidera

La pendiente es muy pronunciada…

Monte Perdido

La nieve, todavía dura, resplandeciente…

Monte Perdido

Y finalmente… cumbre!!!

Cumbre!!

Son aproximadamente las 12.30, así que he tardado unas 5 horas desde Góriz, subiendo a un ritmo tranquilo, con varias paradas y bastantes fotos.

Por desgracia, nada más llegar la niebla se nos echó encima, impidiéndonos disfrutar de las impresionantes vistas. Abajo, una imagen del Pico Añisclo o Soum de Ramond (3.263 m) antes de que la niebla lo cubriera por completo.

Monte Perdido

Comemos algo y no tardamos mucho en iniciar el descenso, pues la niebla no tiene pinta de levantar.

Monte Perdido

Monte Perdido

Llegados al Lago Helado, me separo de los dos montañeros que me habían acompañado (gracias!) para tomar alguna foto, con la esperanza de que la niebla levante un poco.

Monte Perdido

Después de un rato por fin alcanzo a ver la cumbre del Perdido desde el lago. Sin duda se trata una montaña muy hermosa.

Monte Perdido

Tirando un poco de zoom, se puede apreciar la huella en la nieve, por donde hemos hecho toda la subida desde el lago.

Monte Perdido

La Escupidera…

Monte Perdido

Después de la sesión de fotos en el Lago Helado, inicio el descenso tranquilamente hacia Góriz. En la zona de la Ciudad de Piedras me entretengo en el arroyo. Abajo, foto de la Punta Tobacor (2.769 m), a la que me gustaría subir más adelante.

Monte Perdido

Vistas al Cañón de Ordesa, siempre grandioso…

Monte Perdido

En el descenso me desvié bastante hacia el Collado Superior de Góriz, para luego tomar el GR-11 y regresar por él hasta el refugio.

Monte Perdido

Despidiendo el día en Góriz…

Monte Perdido

Y así terminaba mi segundo día de trekking en Ordesa. La subida a Monte Perdido me dejó un fantástico sabor de boca para afrontar los siguientes días en el Parque Nacional. Por delante me esperaban la Brecha de Rolando, Sarradets, la posible subida al Taillón…

Hasta la próxima!

 

 

 

Suscríbete si te ha gustado

Suscríbete a Viaje a lo Desconocido para recibir los nuevos artículos en tu email. Sin spam!

8 comentarios en “Ascensión a Monte Perdido (3.355 m) desde Góriz”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Un cordial saludo y mi agradecimiento por las fotos que nos has regalado de tu subida al Perdido. Quiero intentarlo a principios de octubre. ¿Son imprescindibles los grampones ? No tengo experiencia con ellos y me gustaria, de ser posible, no utilizarlos. Gracias y hasta pronto

    • Gracias Mariano. No soy experto en el tema, pero entiendo que podrás subir sin problemas siempre y cuando no hayan caído las primeras nieves de la temporada… Te recomiendo que te pongas en contacto con el refugio de Góriz para consultarles a ellos, son los que mejor te pueden informar. Un saludo y mucha suerte en la aventura!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.