Teruel: la cascada del Molino de San Pedro

Teruel: la cascada del Molino de San Pedro

En el viaje a Teruel de 2010, uno de los lugares que más nos gustó sin duda fue el paraje del Molino de San Pedro.

Nos encontramos en el municipio de El Vallecillo, muy cerca del nacimiento del río Cabriel, en los Montes Universales. En este punto, el curso del río se ve interrumpido momentáneamente por una impresionante cascada de unos 12 metros de altura. En la parte inferior de la misma, una gran piscina natural, de aguas cristalinas, invita poderosamente al baño.

Lo mejor es no pensárselo demasiado. Una vez dentro del agua, pronto tienes la sensación de que algo no va bien. El pulso se dispara, el corazón bombea sangre hacia los capilares a toda velocidad, intentando contrarrestar el frío. Pero no es suficiente. Dejarás de sentir tus extremidades, entumecidas por la baja temperatura del agua. Lo más probable es que tengas que salir del río a los pocos segundos… Pero seguro que no tardas en volver a entrar! 😄

Porque disfrutar de un baño en un paraje de tanta belleza no tiene precio! Sin duda merece la pena atreverse y probarlo!

Además de la cascada, en el paraje encontramos multitud de rincones donde deleitarnos con el fluir del agua del Río Cabriel.

Una última imagen de las cascadas, desde un punto elevado.

Y para terminar un vídeo de las cascadas (os aconsejo bajar el volumen antes de empezar a reproducir).

Totalmente recomendable visitar este lugar si pasáis por la zona! Y como siempre, recordad no dejar basura y respetar el entorno lo máximo posible!

 

 

Suscríbete si te ha gustado

Suscríbete a Viaje a lo Desconocido para recibir los nuevos artículos en tu email. Sin spam!

7 comentarios en “Teruel: la cascada del Molino de San Pedro

  1. Son las aguas más frías en las que me he bañado nunca, pero como bien dices, después del baño te quedas como nuevo… eso sí, nada de alargar el baño q luego puedes acabar un poco perjudicado… si no que se lo digan a Jorge jejeje

  2. Nosotros tb estuvimos nos alojamos en un pueblecito llamado Terriente, y nos recomendaron el lugar, fue fantástico encontrar este paraje tan salvaje y bello a la vez.
    La temperatura del agua era como para no bañarse pero…la verdad valió la pena, lo recuerdo como un reto. Estuvimos tb en el interior de la cascada, simulando a Tarzán.(lo siento yo veía sus peliculas)
    Os animo a todos a descubrir el sitio y refrescarse.

Deja un comentario